Las mujeres cubanas en la lucha por la liberación

Pin It

mujer cubana revolucion
Foto: Yaimí Ravelo. Periódico Granma

Para comprender por qué las mujeres cubanas disfrutan hoy de una mejor representación y participación en nuestra sociedad, debemos visitar nuestro pasado. Para las mujeres cubanas, Mariana Grajales Cuello (1808-1893) ha sido nuestra heroína de todos los tiempos. Mariana es el ícono de la lucha de las mujeres desde las batallas por una Cuba independiente y libre de esclavitud.

Cuando Mariana supo que sus hijos Antonio, José y Justo se incorporaban al levantamiento armado del 12 de octubre del 1868, les pide a sus hijos jurar frente a un crucifijo de Cristo … "Juremos libertar a la Patria o Morir por ella". Mariana sabía que luchar contra el colonialismo español era la única manera de conquistar la libertad, mostrando con ello una clara comprensión de los sacrificios necesarios en esa lucha. Y esto quedó en el alma de nuestra Revolución Cubana con la frase: "¡Patria o Muerte, Venceremos!"

Lamentablemente, para los cubanos, el siglo XX comenzó con la ocupación del país con tres intervenciones militares de Estados Unidos que establecieron el neocolonialismo en manos de gobiernos dependientes que perpetuaron la opresión de la clase obrera, y con ello la discriminación racial y la de la mujer. Las luchas obreras propiciaron el movimiento por el derecho al voto universal de las mujeres cubanas. Una vez más, las mujeres se unieron a la lucha por la justicia social y en el proceso aprendieron que la revolución social era el único camino hacia la verdadera libertad. El movimiento de obreras que operaban en talleres y fabricas textiles y de zapatería, despalilladoras de la industria del tabaco, y otros sectores celebraron por primera vez el 8 de Marzo de 1931, el Día Internacional de la Mujer. Ya en las elecciones del 10 de enero del 1936 las mujeres cubanas participan, por primera vez como electoras y elegibles. Mas derechos civiles se aseguraban en la Constitución de 1940, forjada con las luchas del movimiento obrero y estudiantil y la acción revolucionaria de Guiteras en la Revolución de 1930. A pesar de lo avanzada de esta constitución, no se implemento su aplicación lo suficiente para eliminar la discriminación de la mujer en Cuba. En 1953 solo el 9.8% de la fuerza laboral era femenino, incluyendo a 60,000 sirvientas que recibían míseros salarios por excesivas horas de trabajo domestico.

Las mujeres cubanas desempeñaron un papel vital en el movimiento revolucionario de los años 50, tanto en las luchas urbanas por la justicia social como en la lucha contra las atrocidades sufridas por la población rural pobre. Las organizaciones de mujeres revolucionarias conspiraban en todas partes. Su participación en el movimiento de base aseguró que la revolución no fuera solo para el pueblo, sino también por el pueblo. De modo que con su participación aseguraban que las nuevas leyes contra todo tipo de discriminación debían implementarse desde el primer día.

La participación de las mujeres desde el primer día fue importante para el éxito de la revolución: 

Con Vilma Spin, Celia Sánchez, Haydee Santamaría, Melba Hernández y muchas otras heroínas de la revolución, la población cubana tuvo el ejemplo del papel esperado de las mujeres en la sociedad y, por lo tanto, la guía a seguir.  A través de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el proceso revolucionario aseguró la participación de las mujeres en las primeras acciones para mejorar la Educación y la Salud de la población cubana. Desde la campaña de alfabetización hasta las campañas de vacunación para erradicar las enfermedades infecciosas que prevalecen en los países pobres. La participación de las mujeres condujo a su verdadera emancipación.

La revolución proporcionó un espacio de aprendizaje para todos y en todas direcciones: las experiencias urbanas y rurales se fusionaron para apreciar los valores de todos los sectores. Las escuelas nocturnas mejoraron la calificación obrera en general, proporcionando el empoderamiento de las mujeres para su independencia económica.  Junto con la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) proporcionaban roles comunitarios para las mujeres, lo que requería capacitación y compromiso con el trabajo social. Además, el proceso revolucionario alentó la participación y el aprendizaje de las mujeres en todos los lugares de trabajo para mejorar sus vidas y mejorar la economía del país.

¿Dónde están las cubanas ahora?

  • Según la Oficina Nacional de Estadística de Cuba (ONE) en 2017, el 80.6% de los maestros de primaria en Cuba eran mujeres, el 64% y el 59% en educación secundaria y superior.
  • Cuba alcanzo en 2010, la cifra de un millón de graduados de educación superior desde que se inicio el período revolucionario del 1959.
  • La inscripción de mujeres en la Educación Superior ha sido de alrededor del 60% desde 2012.
  •  En la Salud Publica el 60% de los médicos cubanos son mujeres. 
  •  Más del 70% de la profesión legal, como jueces, fiscales y miembros de jurados, son mujeres. 
  • Las mujeres que trabajan en actividades de ciencia y tecnología han superado el 53% entre 2006 y 2011.
  • En 2015, casi el 40% de los miembros cubanos de la Academia de Ciencias eran mujeres. En contraste, los países con una larga tradición en ciencias todavía las mujeres están sub-representadas. En el Reino Unido, solo el 8,5% de todos los miembros de la Royal Society son mujeres. 
  • La diferencia salarial entre hombres y mujeres es impensable en el sector público, donde trabaja la gran mayoría de la población cubana. 
  • En las últimas elecciones, el 53.2% (322 mujeres) de los miembros de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba fueron mujeres, ocupando el segundo lugar en el mundo de mayor representación femenina. También las mujeres ocupan el 50,5% y el 48% de los puestos a nivel provincial y local respectivamente en las Asambleas del Poder Popular.

Mientras analizamos estos números que muestran el logro de la sociedad en la que las mujeres participan en igualdad de condiciones y alcanzan su máximo potencial, la agencia española Efe publicó en 2013 que el número de parlamentarias en el mundo había aumentado, ocupando el 20.3% del total de escaños. Una cifra aún muy alejada del 30% propuesto por la Conferencia de Beijing del año 2000. La noticia que circuló en numerosos medios de comunicación de todo el mundo ignoró que Cuba tenía 48.86% mujeres parlamentarias, así como Bolivia con 25.4% en 2012. En el 2018, Cuba es el segundo país de mayor representación femenina en su Parlamento seguida por Bolivia con 53.1%. La verdad continúa siendo silenciada o distorsionada y esto también debe ser nuestra lucha.  


Referencias:

Maneiro, R., Harvey, P., Palacios, M. y Weppler-Grogan, D. 2018. Latin American Conference. Cuba Solidarity Campaign. Panel: ‘Advancing equality in Latin America: Winning the struggle for women’s liberation

Castro Gutiérrez E, Mestre Oviedo J, González Landrián L, Torres Cancino I, Castro Alonso M. “La mujer cubana: evolución de derechos y barreras para asumir puestos de dirección”. Revista Médica Electrónica. 2017, 39(5) 1180-1191. Disponible en: www.revmedicaelectronica.sld.cu/index.php/rme/article/view/2223/361

EcuRed: Enciclopedia cubana. El Día Internacional de la Mujer : www.ecured.cu/D%C3%ADa_Internacional_de_la_Mujer#Primer_D.C3.ADa_Internacional_de_la_Mujer

World Economic Forum. These countries have the most women in Parliament. www.weforum.org/agenda/2019/02/chart-of-the-day-these-countries-have-the-most-women-in-parliament/

Embajada de Cuba en el Reino Unido

Nación y Emigración