Cuba elimina gravamen del 10% al dólar norteamericano

Por Marlén González

El gravamen, en palabras del canciller, se implementó en 2004 para aplicarlo “al uso del dinero estadounidense en efectivo en el 2004, como una medida aplicada ante el fortalecimiento de la persecución financiera”. 

Según el propio canciller, no obstante, “mientras haya persecución financiera habrá gravamen, solo hasta después de verificar que existe esta seguridad este se eximirá”. Su aplicación, por tanto, dependerá de que la isla compruebe con la banca internacional que puede usar, efectivamente, el dólar estadounidense en sus transacciones.

Es por ello que, en días próximos se harán pruebas de transferencias "con entidades bancarias de terceros países y en los propios Estados Unidos para saber si las transacciones en efecto puedan realizarse y no estén sujetas a esas injusta e intimidatorias medidas".

Rodríguez admitió que la autorización a Cuba del uso del dólar en sus transacciones internacionales "atañe a un aspecto importante y significativo" del bloqueo pero acotó que para que esa medida sea viable requerirá declaraciones políticas de alto nivel del Gobierno de Estados Unidos, documentos jurídicos y aclaraciones legales que "den seguridad" a bancos extranjeros y norteamericanos.

El ministro explicó que la medida anunciada por EE.UU. respecto al uso del dólar "no significa lamentablemente en modo alguno que se hayan normalizado" las relaciones bancarias entre ambos países ya que EE.UU. no permite "ni permitirá en el futuro" que los bancos cubanos tengan cuentas de corresponsalía en bancos estadounidenses, "requisito indispensable para relaciones financieras normales".

Sobre las nuevas regulaciones que flexibilizan más los viajes de los estadounidenses a Cuba, el canciller insistió en recordar que EE.UU. no permite a sus ciudadanos hacer turismo en Cuba, una prohibición que calificó de "insana e injustificada".

"Únicamente Cuba es un destino prohibido a los ciudadanos estadounidenses", recordó Rodríguez quien dijo que EE.UU. sigue obligando a los norteamericanos que viajan a Cuba dentro de las categorías permitidas un registro de gastos y actividades en la isla.

"Se les exige, de manera insólita, que dediquen su visita, no a disfrutar el contacto abierto con los cubanos o las maravillas de Cuba, sino a promover la independencia de los cubanos", añadió el ministro quien en tono irónico se preguntó qué pasa con las libertades civiles de los estadounidenses.

Medios nacionales e internacionales han confirmado la noticia.

El asesor de Seguridad Nacional norteamericano Ben Rhodes ha querido manifestar, por su parte, su respaldo a la decisión del gobierno cubano.

Tomado de: CiberCuba Noticias

Buscar

Embajada de Cuba en el Reino Unido

Nación y Emigración